Malala y Kailash Styarthi – Premio nobel

Unknown

 

Me dicen, a veces, que  sé hacer de todo. En parte tiene razón, aunque intento corregirlo y de algun forma me estoy masculinazando e intentocentrar mis esfuerzos en menos, lo intento pero no lo consigo, por ejemplo ahora me he liado a estudiar chino que  no sé para qué me va a servir, salvo saludar al dueno del bazar del pueblo,  pero  ahi estoy con el Nihao. (hola).  En realidad yo nunca he sabido hacer de todo,soy negada para pillar cosas al vuelo (en sentido literal) y son un desastre con los números para desesperación de mi marido que tiene una tendencia innata a traducir cualquier fenomeno de la vida a números.  Eso no quiere decir que el tema no me interese y cuando no sé, pregunto, y uno de los temas por los que más veces he preguntado ha sido lo de “los futuros”  también llamado “mercado de futuros” que sigo sin saber porque los entendidos se refieren en pluros; pero bueno ya he dicho que yo no entiendo.  Despues varios interrogatorios he llegado a la conclusion de que esto de los “futuros” es como si yo cogiera una bola de cristal y dijera : “esto (sea producto, marca, empresa, materia prima etc) en el futuro valdra tanto (por decir algo)” si yo no soy yo sino alguien de peso (no de quilos)  automaticamente aparecerá un monton de gente que, como sonmuy listos diran. “hombre es evidente, yo ya lo habia dicho esto”.  Simultaneamente a decirlo está el hecho de comprar  acciones. Con esto ya tenemos la bola de nieve rodando montaña abajo  y haciendose cada vez más grande, es decir, más gente creyendo que “eso  dentro de un tiempo valdra la rehostia, basandose solo en que un “sabio” o “listillo” lo ha dicho.  Que sea sabio o listillo dependerá de sus intereses en “eso” y en el momento en que se deshaga de todas sus participaciones  antes, por supuesto, de que la bola de nieve se estrelle contra un refugio de montaña. Espero que hoy mi marido no lea esto porque  ya me parece oirlo, diciendo aquello de: ” mira que te lo he explicado, y sigues sin pillarlo2.

En realidad yo hoy no queria hablar para nada de economia sino del premio nobel de la paz y todo esto de los “futuros” venia por aquel aciago premio nobel que alguien, prefiero no saber quien, decidió otorgar a un señor cuyos méritos en aquel momento era basicamente,  ser un magnifico orador, tener un equipo de asesores “cojonudo” y ser un poco negro.  Porque a día de hoy aquel premio nobel de la Paz anda metido en unas cuantas guerras y  sigue sin reconocer que sus amigos israelies no son los únicos buenos de la película.

Por eso me alegra mucho que hoy si se haya premiado el futuro representado en una chiquilla  que sufrio en sus carnes la intransingencia, la injusticia, la maldad y que hoy lucha para que cosas tan básica como la educación lleguen también a ellas a pesar de la incultura de los gobernantes y porque a su lado se ha premiado también a un hombre que también piensa en el futuro. En el futuro de miles de niños que trabajan en regimen de esclavitud. Hoy si es puede ser un  buen dia para ese mundo que aun está por venir.

 

 

2 comentarios

  1. Author

    Doncs el meu m’ha respost i em arribat fins el wo gen caochin renshi ni. I diu que ho faig molt bé. ara em va costar una safata de cuina.

  2. Comentari al marge: vaig fer 2 anys de xinès i sóc capaç d’articular unes poques frases connexes i intel·ligibles, però mai, MAI cap xinès de basar/fruiteria ha reaccionat a cap d’aquestes frases. Ni “nihao” ni “zaijian” tan sols! Així que no et facis moltes expectatives…

¿tienes algo que decir?