Hoy paz, mañana ya veremos

No, que no.  Hoy no ha sido mi día. Hoy mi rodilla, acabada de estrenar, me ha dado la noche. Esta mañana me he levantado  de mal humor, además he gastado mucho tiempo para encontrar un sitio para aparcar. Esta mañana también, he tenido que esperar casi una hora para que el médico me diera un papel, solo un papel. Más tarde, uno de mis perros se ha metido entre unas plantas y he estado más de media hora cepillandolo, o hacía eso, o, la casa estaria llena de pinchos, recuerdo que mis perros son tamaño XXL .
No, decididamente, hoy no era un buen dia para casi nada, especialmente para leer noticias.
A pesar de ello,  entre un anuncio de detergente y el de una compañia de seguros, aun se ha colado la imagen, la patética imagen, de un sujeto levantando el brazo al más puro estilo nazi en el Parlament de Catalunya.
Por cierto, esa imagen, esa triste imagen, la ha visto en directo, la señora Parejo de la que ya hablé dias atras y que fue co-protagonista del programa Salvados dedicado a Oriol Junqueras.
Estos días, la señora Parejo está de visita en Catalunya, como invitada del señor Junquera, supongo que con la intención de que pueda conocer “de primera mano” la realidad catalana. Pues hoy la ha conocido.

andreas_scholl_lo-res_i

Pues eso, que hoy no estoy de humor para tonterias. Así que dejando a un lado ambiciones sin limite, corruptelas consentidas e ignorancia buscadas. Hoy he decidido regalarme algo puro, algo bello.
A mucha gente la voz de contratenor le resulta como poco chocante.  Para ellos, un consejo, cerrar los ojos y solo escuchar esta pequeña maravilla de la opera Dido y Eneas escrita por Herny Purcell, una de mis arias favoritas, de esas que escucho en bucle y que tiene la gran virtud de reconciliarme con el mundo.

Así que hoy paz y mañana, ya veremos.

Por cierto, esta temporada Andreas Scholl canta en el Liceu

 

 

Mas información acerca de  Andreas Scholl

1 Comment

  1. La veu de Scholl és extraordinaria, tu ja saps que és el meu contratenor preferit, quines ganes de escoltar-lo ja al Liceu!
    Ho demés…deixem-ho enrera!

Comments are closed.