Gabriel García Marquez – El hombre que quiso ser mejicano

La vida está hecha de errores y aciertos, en definitiva de experiencia. De esa experiencia hay una parte que la vivimos en directo siguiendo el guión que nos manda nuestro propio destino. En ocasiones en cambio  ese guión tiene autor reconocido.   Porque esa experiencia que modela nuestra vida  toma muchas y muy distintas formas, a veces   simplemente  es una sucesión de palabras y frases, un conjunto de ideas  abstractas que alguíen pone negro sobre blanco, en papel o en un pantalla, alguien escribe un libro.

En los recuerdos de mi vida hay libros; algunos han pasado sin dejar huella aparente, otros en cambio los recuerdo y los recordaré siempre, son esos libros que te obligan a releerlos una y hasta puede que dos veces. No son muchos, uno de ellos es Cien años de soledad.

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo

Estoy segura de que la primera vez que volví a leerlo en parte fue para aclararme con tanto Aureliano Buendia,  pero cuando años después lo volví a tener entre mis manos me dejé seducir conscientemente por la forma de mantener la acción, por la imaginación a veces desbordada otras contenida pero siempre sorprendente de su autor.

Si, Cien años de soledad es  sin duda uno de MIS libros, uno de esos que  de alguna forma, para bien o para mal,  te hacen ser como eres.

Gabriel-Garcia-Marquez-647x364

 

 

Mas información  sobre

Gabriel Garcia Marquez

 

 

 

¿tienes algo que decir?