Ya está aquí, el segundo gran resfriado londinense

Hoy me he fugado. Aprovechando la presencia  de una amiga en Londres he dejado plantados  a mi hija y toda su familia, me he metido en el metro y me he perdido.

Si, tal cual me he perdido, todo por culpa de la historia esa de circular al revés.  El otro día fue mi hija y hoy me tocaba a mi. Cuando me he dado cuenta estaba en Notting Hill rodeada de gente que cámara en mano se fotografiaba ante el rótulo de la estación. No sé, yo la película también la vi y para matar una tarde de sábado haciendo una buena siesta pues  estaba bien,  pero de eso a hacerse una foto media un abismo.

IMG_2999El error me ha llevado a un bonito paseo por el subterráneo de Londres, bastante agobiante la verdad con pasillo estrechos que no quiero pensar como estarán a las ocho de la mañana.  IMG_3002El sujeto ese de la foto iba montado en un caballito hecho con una escoba y lo iba arreando cual jinete del Far-west, poca broma que la escalera era larquita, Después de un profundo análisis de los hechos he llegado a la conclusión de que los causantes de semejante tortura eran esos sujetos que se ven más abajo uno con una especie de cofia azul. Muchas despedidas de solteros en Londres.

Mi error tenía fácil solución,  recuperar la línea de Picadilly Circus y bajarme en Covent Garden. ¿he dicho fácil? ¡Ja!

Nunca más!

El ha sido solo una estación pero  suficiente como para decidir que nunca más cojo esa línea y menos aún me bajo en esa estación. OMG! que dirían los Usa.   139 escalones hasta la superficie, eso o esperar uno de los cuatro ascensores donde me he visto embutida. No sufro claustrofobia pero  la próxima vez cojo el Bus. Solo pensar que el ascensor se parase, ..

Errores al margen finalmente he llegado a Covent Garden donde me esperaba mi amiga y varios miles, digo miles sin temor a equivocarme, de turistas españoles, a los que había que sumar los que ya había tenido el gusto de estrujar en el metro:

IMG_3006como sería la cosa que este  simpático y locuaz mago callejero.

IMG_3005Para su actuación precisaba de la colaboración de un voluntario que ha elegido a dedo y arrastrando  hasta subirla en la maleta, una vez allí en un correcto inglés,  muy bien vocalizado le ha pregunta si estaba de vacaciones o  aprendiendo el idioma. He de aclarar que la señora elegida tenia toda la pinta de comprarse la ropa en la calle serrano, y en Serrano no sé si la compraba pero que era de Madrid lo ha confirmado ella misma.

Mientras ella reía las gracias que no entendía el mago hablaba en tono jocoso sobre la cantidad de gente que venia a Londres con la excusa de aprender el idioma y se preguntaba ¿Queda alguien en el mundo que no hable inglés?

Y a mi espalda se ha oido un murmullo…. Ana Botella.

Convent Garden y alrededores era un espectáculo, como siempre,  magos, malabaristas. Este año parecen estar de moda los cuchillos, cuanto más grandes mejor.

IMG_3007

Después de la comida y como el día aun era joven me he acercado a Trafalgar Square y he entrado en la national Gallery, que, o mea culpa, aun no había visitado.

Bien, muy bien, como me suele pasar  en los museos británicos me he quedado pensando  cosas como si el retablo de San Pietro de Florencia llegó allí porque alguien  sin demasiados escrúpulos lo vendió o si casualmente  se coló en algún equipaje.

Derechos de propiedad al margen. Mal muy mal eso de no dejar hacer fotos. que no las dejen hacer con flash vale, pero si total lo que yo voy a fotografiar es la gente. Así que lo he hecho que se enfadan, pues como dice mi suegra tendrán dos trabajos enfadarse y desenfadarse.

This slideshow requires JavaScript.

 

Con mucho, el espécimen humano más abundante además del personal del propio museo, que era multitud,  eran los turistas españoles en su mayoría más interesados en los sogas donde sentarse que en las obras de arte (no todos obviamente).

Creo que nunca he visto un museo, incluidos los de aquí, con tanto público español, como este. La explicación a este repentino interés por el arte creo que se debe a dos causas principales.

a) los museos en Londres son gratís, las cafeterías de los museos no y quizá por eso el ratio de españoles per capita  bajaba  estrepitosamente , y

b) un segundo factor tanto o más importante que el primero y del cual yo no tenía conocimiento mientras paseaba ante la venus del espejo de Velazquez y es que afuera llovía en horizontal. Un fenómeno meteorológico muy típico de Londres que resulta de combinar lluvia de pelotas con viento de cojones. Lo que provoca  ondulaciones del agua en el suelo además de la rotura de innumerables paraguas que suelen salir volando al estilo Mary Poppins, sin Mary Poppins.

IMG_3029Ha durado poco,  pero lo suficiente para que a estas horas esté en la cama rodeada por una caja tamaño industrial de kleenex,  un inhalador Vicks, un sucedáneo del Frenadol, calentito con agradable sabor a frutos del bosque y la gata de mi hija que aunque pese 8 kilos, no está gorda es que tiene los huesos grandes.

Buenas noches a ver como me levanto mañana.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.