Destino Inglaterra – viajando con la otra familia

Estaba yo en mi segunda semana de estancia en Londres cuando una madrugada, bastante antes de que los primeros aviones sobrevolasen Londres camino de Heathrow (lo de los aviones y Londres lo dejo para otro día) cuando de repente me desperté con una desagradable sensación de opresión el pecho. No parecía nada del corazón porque siempre me han dicho  que el corazón  da dolor en el brazo.  Tampoco es que fuera un dolor; era como si mis pulmones no  tuvieran  fuerza suficiente para ensancharse y llenarse de aire. Hasta llegué a pensar si no estaría sufriendo un ataque de ansiedad que según tengo leído es algo así como que te falta el aire, cuando en realidad te sobra.

Quizá tanto pañal, chupetes y demás gracias propias de la primera infancia me pasaban factura, que lo de los niños está muy bien, pero cómo cansan.

Estaba yo sopesando la posibilidad de ir al hospital cuando de repente escuché un sonido mitad pitido mital trompetilla, como cuando pisas un juguete de esos que pitan al apretarlo, y entonces supe que no tenía de qué preocuparme o sí, porque o me sacaba de encima a Sonna y sus 8 kilos, cuando esta delgada, que nunca lo está, o  acabaría ocupando los titulares de la prensa amarilla.

Spanish woman dies crushed by his daughter’s cat.

P1150292

Mi hija , tiene ya un extenso curriculum de mudanzas, pero no todas han sido iguales porque no es lo mismo mudarse de piso a otro dentro de una misma ciudad que  irse a otro pais,pero nada es comparable a cambiar de pais con toda tu familia; pareja, hijo, otro en camino y la otra familia, la de cuatro patas.

De España a Suiza no hubo ningun problema con ese sector de la familia, viajaron juntos en tren. Unos certificados del veterinario y a la llegada un nuevo chip.

Pero si , vistos desde aquí, los suizos a veces parecen un poco raros, qué decir de los ingleses.  Un país que durante muchos años hizo de la “recolecta” más o menos voluntaria de toda suerte de plantas y animales del mundo entero, el hobby nacional. Cuando ya tenian los museos repletos de  animales disecados,  los jardines rebosantes de orquídeas,  cuando toda lady que se preciase tenia su guacamayo o su monito para entretener a sus amitades. De repente un día decidieron que esto no podia seguir asíy se lanzaron a proteger su ya más que variada fauna y flora.

La primera consecuencia para mi hija fue organizar un reparto de plantas entre vecinos y amistades. No, las plantas no se podían llevar a Inglaterra. El problema de verdad empieza cuando quieres llevar contigo a las mascotas, entendiendo como mascotas perros y gatos, porque otros bichos lo tienen muy, pero que muy difícil.

Para entrar en Inglaterra el perro o gato ha de llevar chip,  por esto no había problema los gatos de mi hija tenían no uno sino dos el español/europeo y el suizo. Además el animal ha de estar vacunado contra la rabio.

Si no tienes en regla ninguns de las dos cosas chip o vacuna, sepas que lo primero es el chip.  Porque la vacuna y los datos del chip hay de ir juntos, si te has pasado de listo y has optado por vacunarlo, sepas que tendrás que volver a hacerlo y ojo que no se te eche la fecha encima porque para todo hay plazos. Han de pasar al menos 21 dias desde la fecha de vacunación hasta el viaje. Pero tampocote pases. Por si te pasa más tiempo te van a pedir un analisis de sangre para comprobar que el animalito no está infectado, cosa que tendría su mérito hablando de animales de compañia porque lo de la rabia no se  cogé así como así. Además el animalito ha de tener su pasaporte o en su defecto un certificado internacional traducido de un veterinario reconocido. certificado que también tiene una validez limitada. Un par de papelillos más y listos.

En realidad el problema al menos viniendo de un pais “civilizado” no és lo que necesitas para entrar sino el cómo.

Porque para ir a  Inglaterra hay que facturar el animal como mercancia. Es decir que no viaja contigo  y ahí es donde a veces la operativa se complica, porque has de sincronizar por una parte el salida, buscar un vuelo que más o menos se ajuste al tuyo; facturar el animal, salir corriendo a tu terminal facturarte ti mismo y al llegar a Londres salir como vulgarmente se dice “cagando leches” a recoger el animal en Cargo y llevarlo al  Heathrow Animal Reception Center. Donde  revisaran la documentación, al propio animal y listos un “listos” que puede tardar mucho o poco depende de diversos factores que escapan a tu control.

Como casi todo en esta vida, la dificultad o no dificultad depende de tus circunstancias.

Si viajas solo  con un apequeña maleta y un yorkshire, lo más probable  es que el tramite sea poco más que una anécdota; pero cuando te estás mudando es decir que tu casa de origen está vacia y tu vida está concentrada en tres maletas XL  a lo que hay que sumar la maleta de los imprescindibles del niño que por cierto se ha levantado del revés y encima has de facturar no uno sino dos gatos  entonces es cuando   decides que quizá necesitas ayuda. Y como los británicos lo saben de ahí que proliferen los servicios  de Pet Travel Assistance.

Los hay para todos los gustos; ninguno barato, lo más habitual es que el servicio incluya la recogida dell animal en el punto de origen, transportin “top ten” con suministrador de agua, colchoncito; comida y un tamaño acorde con el animalito tirando largo, en el caso de mi hija es como una habitación facturación en aeropuerto de origen, recogida en Londres; tramites enel HARC y entrega a domicilio, después has de poner un anuncio en EBAY para desacerte del transportin.  Pero si eres Lady Gaga entonces te aconsejo que directamente contrates un Jet privado para el angelito, que también.

Yo pensaba que esto de las cuarentenas y la restricciones de entraa a los animales era arcaico pero que tenia su sentida sanitariamente hablando. NO, esa reglamentación existe con el único fin de justificar la existencia de los Pet Travel Service.

Buena parte del coste del servicio es el billete de avión algo que como hablamos de “mercancia” esta vinculado al peso del animal, en el caso mi hija una fortuna. Porque no fue solo Sonna la que viajó

P1150183

Hasta hace poco  Sonna tenía una compañera, se llama Ushim, era una gata de piso experta probadora de sofás y moquetas, que afilaba sus uñas con esmero butaca preferida de  mi yerno . Nació no sabe muy bien cuando en Barcelona y vivió o malvivio un tiempo hasta que mi hija la adoptó, era una gata un poco especial, pero querida.

Este verano Ushim enfermó,  la operaron sin demasiadas esperanzas  su calendario tenía ya muy pocas hojas que pasar. A pesar de ello Ushim viajo a Londres, porque ella era parte de la familia y las familias permanecen juntas.

Poco antes de  Navidad Julia la puso por última vez en el transportín y le tocó sentir  en primera persona eso que todos los propietarios de animales preferiiamos no tener que vivir.

Ahora Sonna está sola, no se la ve muy afectada,  mientras tenga un sitio donde asearse, agua, un sofá en que subirse y una cama en que colarse, pero sobretodo mientras tenga comida, Sonna seguirá siendo una gata, feliz, que no está gorda, es que tiene los huesos grandes.

 

Mas información

http://www.animalcouriers.com/airfreight.html

http://www.pettraveltransport.com/pettravelbyprivateplane.html

https://www.gov.uk/take-pet-abroad/overview

Heathrow Animal Reception Center

From Spain to UK

emigrar UK

3 Comments

  1. Author

    me se de un par de psiquiatras que te harían descuento. petonets

  2. PD: soy isis jajajaja. Esto de tener multiplesWP es una locura. Ya no sé ni quién soy

  3. Sonna y yo tenemos algo en común: eso de los huesos grandes. Somos las mejores 😉 gatas o humanoides. Las de mejor corazón.

Comments are closed.