Hobbes “el pupas”

IMG_2691

 

No sé cuantas fotos de Hobbes con campana he compartido en los últimos años, en cualquier caso demasiadas. Ahora una espiga traicionera que entra por el dedo y acaba… acaba donde siempre en el quirófano de Ramon mi veterinario de cabecera. Una alergia recalcitrante. Todo lo que le puede pasar a un perro le pasa a él,  Lo de hoy ha sido exégesis de un quiste sebáceo calibre nuez de las gordas, que puestos a salirle en cualquier sitio le salió justo al lado de un ganglio, con lo que ya me tienes a media familia quejándose, el perro no. Aunque eso ha sido un “poyaque” POrque  Ya QUE había que anestesiarlo para sacarle la uña del dedo ese estúpido que tienen los perros a media pierna y que no sirve para nada solo para  nivelar la cuenta de resultados de Ramon, pues ya que estábamos allí  y como sea que la uña pintaba muy fea, en lugar de sacarle la uña, Hala! un dedo menos. Tampoco es que lo usase mucho porque hasta la fecha no le he visto escribir y después está lo de los dientes, porque claro Hobbes ya tiene seis años que en un Schnauzer gigante ya son años, así que para remate una limpieza de boca.

Muchas veces tengo la sensación de estar financiando la carrera de los hijos de Ramon, y eso a pesar de que siempre me trata muy bien, a mi y a los perros/gatos/otros bichos.

En fin que ahí está con la campana una vez más. Los pegotes de precinto son porque esas campanas no están hechas para energúmenos de 50 kilos y si no se la refuerzo y si lo hago también en 15 minutos la rompe, Así igual llegamos a las 24 horas. Lo dicho una ruina.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.