Llivia – Una primavera loca

IMG_1352Este fin de semana hemos hecho una escapada pirenaica, una escapada que llevabamos ya varias semanas aplazando a la espera del “buen tiempo”, algo qu eal parecer este año no se lleva. Porque yo mientras yo fotografiaba este increible arcoiris, allí abajo en mi “pueblo” alguien abría las compuertas del cielo. Resuñtados los calculos de los ingenieros a tomar viento y los bomberos achicando agua.

Mientras, a un par de horas de distancia en coche de allí,  yo intentaba dar un paseo de más de media hora sin mojarme. Casi lo consigo, solo casi.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La mezcla nada usual por estas fechas, de nieve en las montañas y flores en los llanos, resultaba particularmente hermosa y cuando no llovía las nubes eran todo un espectáculo.

ayer le decía a mi marido que si tuviera que escribir una novela de misterio en la Cerdanya su título sería “Ventanas cerradas” porque caballos, vacas, nubes montañas y ríos al margen (por cierto cómo bajan este año los rios¡) si algo caracteriza esta comarca es la sobre abundancia de casas cerradas, son segundas residencias que ahora con la crisis amenazan con colapsar la economia de una comarca que desde la inauguración del Tunel de Cadí se ha hecho tocho dependiente como pocas ( en este caso es más bien piedra o techo de madera dependiente). Lo de las segundas residencias, está bien para quién le guste, que no es mi caso, yo prefiero ir menos pero mejor entendiendo por mejor NO TENER QUE HACER NADA SALVO LA MALETA. En esta ocasión hemos estado en el hotel Bernat de So

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La situación inmejorable en el centro de Llivia, unas vistas magníficas, las habitaciones bien salvo un problemilla habitual en muchos hoteles con la luz, la que atraviesa las cortinas y la puñetera luz de emergencia que intenté tapar con una toalla pero ni así. Por lo demás el servicio muy bueno, claro que este fin de semana, este lluvioso fin de semana eramos cuatro y el cabo. El “cabo” por cierto se llama Núria, una mujer encantadora que sino recuerdo mal dirige el hotel desde hace 10 años: El edificio  es moderno perfectamente integrado en las construcciones antiguas que la rodean. El jardín es amplio con una piscina que por motivos obvios no pude probar.  Los desayunos magnificos, con unos embutidos del país dignos de destacar y la cena muy bien, cenamos allí los dos días. La primera noche con tostadas en mi caso de escalibada y anchoas  de 10 sobre 10 por la calidad del producto y la segunda noche probamos el menu de 18 euros. Muy bien y muy meritorio porque dice mucho de la buena organización del establecimiento que en temporada bajisima es capaz de organizar la cocina de forma que puede servir platos muy dignos y muy bien cocinados.  Defecto: Pues quiza atendiendo el gesto heróico que supone trasladarse al pirineo con este “maravilloso tiempo” un precio algo más barato sería de agradecer. Seguramente volveremos cuando amaine el temporal, el de lluvias, el ecónomico eso ya es otra historia.

Hotel Bernat de So

Bernat de So en Flickr

 

 

 

 

¿tienes algo que decir?