Vamos de excursión a….. Bélgica. Día 1 el viaje.

IMG_0968

Hay personas para quienes el viaje empieza cuando suben al avión; tren o cualesquiera que sea el medio de transporte que los llevará hasta su destino. Para otros como para mi suegra empieza justo en el momento en que la llamas por teléfono.

– Elena nos la llevamos a….

En ese mismo instante la mujer saca la maleta del armario  y a los 10 minutos ya la tiene llena, a la media hora la volverá a tener vacía y así sucesivamente hasta el día de la partida un proceso que se complementará con diversas llamadas teléfonica:

– ¿Sabes qué tiempo harà? .  Una pregunta muy normal, y otras que no lo son tanto

– Nena ¿has visto la tele?

– No

– Pues ha habido un terremoto en Turquía

– ¿y?

– Eso no esta por allí cerca.

– Elena que vamos a Venecia.

Para mi un viaje empieza en el momento en que salgo de casa con la  maleta y como en este caso me subo a un coche  que tendrá como destino final el parking de larga estancia del aeropuerto (recordemos que si de algo está falto el aeropuerto de Barcelona es de conexiones con la ciudad y el mundo entero) . Esta vez el trayecto sería particularmente largo y accidentado,  con diversas paradas intermedias una de las cuales no muy bien acogidas por la guardia urbana.IMG_0966

Por fin llegamos al aeropuerto y como sea que el parking de larga estancia situado a un par de kilómetros de la terminal estaba lleno, la jugada nos salió bien y aparcamos por el mismo precio justo en la terminal, algo que agradecimos y mucho a la vuelta. Ultimamente cuando aparco el coche en sitios no habituales  y en los habituales ya casi que también he tomado la costumbre de hacer esto:

IMG_0965

A ver quién es el guapo que cinco días después se acuerda de donde ha dejado el bicho, así que me permito recomendar a todo el mundo, en especial a los que llevamos demasiadas cosas en la cabeza y años en el carnet que tomen una fotografia, pero eso sí que se vea  el número de la plaza, que se vea el coche o no, es lo de menos.

El consabido “paseïto” por esa terminal que cada día tengo más atravesada y por fin embarcamos en uno de los primeros aviones que compró Vueling, al menos eso había que pensar visto el aspecto del asiento, la falta de apoyabrazos entre las dos butacas y el que una de ellas no se pudiera situar recta, como mandan las normas. En compensación tuvimos tres asientos para los dos, cosa que siempre es de agradecer.

Fue un viaje entretenido no tanto por las turbulencias que las hubo como por la sonora compañia de la reencarnación en carne y hueso de José Carlos Casamitjana, protagonista del libro  “A toda vela” (a la venta en Amazon) y que cuando por fin encuentre un par de horillas para acabarlo será también protagonista del que, si no cambio de opinión, se titulará “la Isla del Minotauro”.  AQUI SE PUEDE COMPRAR EN VERSIÓN KINDLE, y AQUÍ EN PAPEL

Los José Carlos Casamitjana del mundo llamense cómo se llamen, tienen en común, entre otras particularidades, que son “muy viajaos” y  que lo saben todo, o al menos eso parece por lo variado de su discurso. En este caso concreto los temas de conversación entre él y su compañero de viaje (viajaban dos parejas con un niño)  fueron:

¿Cómo pillar un asiento excellence sin pagar excellence?, según él claro.

El asado de venado de Casa Irene.

Los entrantes del Celler de Can Roca  “algo flojillos” según él.. (me permito recordar que el Celler de Can Roca acaba de ser reconocido como mejor restaurante del mundo). Sígamos.

Los restaurantes del Hotel Mandarin en el Paseo de Gracia de Barcelona y el restaurante Mo en el hotel Omm  también por la zona.

¿Pensaís que la sabíduria del susodicho se acababa ahí?

Con eso justito el avión alcanzaba la altura de crucero quedaban por delante dos horas larguitas de viaje, en el que no pude pegar ojo dado que el susodicho o bien era sordo o, esto es lo más probable, quería dejar claro ante toda la audiencia su dominio de todo y más, así entramos en el tema de

Las cintas de las maletas, directamente relacionado con las Duty Free, que obviamente ya no son lo que eran. Lo que dío pie a una lección magistral sobre el IVA o el VAT refund que como el gustaba de llamarlo. Suerte que mi marido en ese momento dormía. Después vino un repaso a la historia de la aviación, con un profundo estudio sobre la sincronización de la hélice y la metralleta en la primera guerra mundial.

– A mi lo que me hubiera gustado habría sido volar en un dirigible.

La crisis ecnomica y de valores en Japón. El caso Barcenás, obviamente por fuentes fidedignas.  La Mallora de los años 60. Los vuelos en el Concorde.

– Muy estrecho mucho mejor el 380. Pero ¡cómo! ¿aun no has volado en un 380?

Para poder cuantificar la sabiduría de los grandes sabios del mundo se precisa de otro personaje El tonto necesario, que puede serlo solo en apariencia. lo que no excluye que sea él quien acabe pagando la cuenta:

– ¿Nena que te has pedido? Vale pues a mi lo mismo pero con una botellita de vino…Que no hombre que pago:… bueno si insistes.

Y así con ultimo repaso a los boletus (dicho así tal cual pero con acento catalan) del valle de Aran, una lista de las bondades de la casa que tiene en Baqueira a la que está invitado y por la que pide un precio ” de amigo”,  unos apuntos sobre el sacro juego del Mus, un repaso a la colección permanente del Gugenheim y un recuerdo a un restaurante de Empuries, por fin llegamos al final del discurso y del viaje.

he de aclarar que todos estos temas de conversación los puedo enumerar porque para algo Dios  o Jobbs crearon el Ipad mini, gran invento.

Pues toda esta introducción ha servido para llegar a nuestro primer punto de destino el aeropuerto de Bruselas: Hummm….

Segun como este aeropuerto le tiene un aire, en chaparrao al de Barcelona,  solo un aire porque tiene mucha menos luz, más coches,  aquello parecía el salon del automóvil y muchas más cintas deslizantes, exactamente dos en cada sentido y con menos espacios intermedios. Lo que de ninguna manera hace el aeropuerto más llevadero porque las rampas desembocan en un edificio dnde se concentran las tiendas y se pierden los carteles. El binomio tienda cartel se lleva mal en todas partes; una forma de marketing muy desagradable

IMG_0967

 

 

Despues de una nada despreciable y accidentada excursión hasta la zona de recogida de los coches de alquiler, por fin salimos a una lluviosa Belgica.

Dejando a un lado su larga y complicada historia, su monarquía de la que  solo conocemos la anecdota de que durante muchos años tuvieron reina española, el chocolate belga (me vine sin probarlo), los mejillones, las patatas fritas de las que se autonombran inventores, sus grandes heroes nacionales a saber: Tintin; los pitufos, Jacques Brel  y Poirot, este ultimo importado, dejando todo eso y algunas cosas más a un lado  Belgica es hoy por hoy el crisol de los funcionarios de toda Europa.  Y lo de Crisol no va en el mejor de los sentidos. Hace unos días escuchaba al “economista indignado” prof. Gay de Liébana (buscar el minuto 3,50 del siguiente vídeo)

 

Pues si a las 27.000 palabras necesarias para hablar de la exportación de huevos de pato en contraposición a las 56 necesarias para hablar con Dios, unimos el monumental y al parecer habitual, consentido y generalizadamente aceptado atasco con que nos encontramos nada más salir del aeropuerto, y esto lo unimos a que nos encontrábamos en la capital de Europa (dicen) pues uno saca la idea inmediata de que  NO VAMOS BIEN.

El atasco nos mantuvo entretenidos durante varias horas que empleamos en dar un pequeño rodeo durante el cual llegamos a una primera observación. En Bélgica todo Dios tiene un camión, camiones que aparcan en cualquier arcen como si de un utilitario se tratase. en 60 kilometros de no deseado paseo bajo la lluvia llegamos a la conclusión, seguramente exagerada, de que los belgas solo dejan el remolque del trailer para ir a buscar el pan.

Y como sea que que llevo 1394 palabras escritas, y no queriendo hacer ciertas las comparaciones del Gay de Liébana aquí lo dejo de momento que ahora toca traducirlo al inglés, y eso va a ser duro:

Un saludo.

 

Casa irene

3 Comments

  1. me gusta la señal con un marciano cabezón¡

Comments are closed.