Niños más allá de los Pirineos

Pues nada aquí me téneis ejerciendo  de abuela en el país de los Alpes, el de los bancos obscuros, las grandes corporaciones y los coches incréibles, aquí debajo mismo, una calle normal  y por normal me refiero a que Tita Von Thysen no tiene ningun apartamento, hay aparcado un Ferrari un poco más allá un Hummer 3  (de lo que se deduce que hay 1 y 2)  y un  Aston Martín, el oo7,  un coche cuya principal caracteristica, a parte del precio es que es muy dificil de ver, pues aquí no es que  sea tan popular como un Bmw que los hay mogollón pero haberlos haylos.

Así no es de extrañar que  poner tapetas a unos zapatos te cueste como unos zapatos nuevos (alrededor de 80 Francos Suizos) que lo de llamar al fontanero sea una utopia y que dos filetitos de pollo te cuesten el equivalente a 13 euros (filetitos que no pechugas) que¿ porqué se vino mi hija a estas  a menudo gélidas tierras? Ay!!!  las cosas que se hacen por amor.

Pero no todo es malo ni tan caro… bueno lo de caro lo mantengo pero malo no. Por ejemplo el tema niños.

En este país, a poco que luzca el sol y aunque no lo haga enseguida te das cuenta de que en Suiza abundan las vacas pero aun más los niños. Allá donde mires ves familias, muchas numerosas con sus críos acuestas.  Los suizos miman sus vacas pero más sus niños y en ese “sus” se incluyen los de la numerosisíma colonia de expatriados.

Miman a sus niños, pero siempre dentro de un orden, palabra esta muy del gusto de los suizos. Quiero decir que mientras en España andamos a vueltas con lo de conciliar la vida familiar y laboral, con lo de las guarderias subvencionadas para que mamá pueda trabajar dentro y fuera de casa, ellos los suizos lo han enfocado de otra forma.  Desde nuestra óptica diríamos que muy machista, yo la verdad es que después de haber criado tres hijos compartiendo vida familiar y laboral (mientras aguanté) sintiendome frustrada en un lado y en otro como si alguien me hubiera robado la capa de superman a la que creia tener derecho, ahora a toro pasado empiezo a pensar que quiza los equivocados somos nosotros.

Los suizos en este caso las suiza, en su mayoria,  asumen el papel de madre a full time. Muchas concentran el tema en unos pocos años, así ves en los parques publicos madres jovenes, más que lo es habitual en España con uno, dos o tres niños de edad muy cercanas. Me dicen que algunas más tarde se reincorporan a la vida laboral pero muchas no, y esas últimas no las veo yo muy frustradas con pinta de marujona ni nada por el estilo. Son formas distintas de entender la vida. El tema económico, claro esa es nuestra excusa, el es que sin el sueldo de los dos no llegamos. Si bueno, tal como andan las cosas en España con montones de parejas que se habían embarcado en hipotecas demenciales que para pagarlas se necesitaba el sueldo integro de uno de los dos y a veces ni eso, pues la verdad no sé yo  pero muy racinal no parece el asunto.

A lo que iba, a los niños los miman  y lo hacen desde el principio. Mi nieto que ya “tiene papeles” y  esta registrado en suiza lo que no quiere decir que sea suizo o pueda permanecer in eternum en este pais, ha recibido, en realidad lo han recibido sus papes un serie de publicaciones que yo de momento no puedo leer porque están en suizo (todo se andará) y que es todo eso. Pues por ejemplo un dosien de información sobre el primer mes del bebé, qué esperar, consejos practicos sobre la lactancia, sobre cómo dar un biberón, como acunar a un bebé lloron. Esta información la envían cada més durante el primer año. Además te facilitan una larga , larguísima serie de direcciones útiles, sobre por ejemplo  asociaciones que brindan asesoramiento sobre casi todo,  desde la vida sexual despues del parto a cómo utilizar el cojín de lactancia. Pero si ni así te aclaras no te preocupes porque cada barrio tiene su centro cívico donde encontrarás unas amables Frau  dispuestas a ayudarte en todo desde como bañar al pequeño, cuando hay que cortarles las uñas o  como cambiar un pañal y todo eso lo hacen con extrema amabilidad y sin poner cara de “toma otra primeriza” y si lo piensan no se les nota.

Pero si ni así o si tu caso es un poco especial como el nuestro que a mi nieto le ha dado por ser original y sufre de reflujo gástrico debido a  su esofago inmaduro, entonces, además de darte un folleto sobre como adaptar tu vida de forma que estos primeros meses de vida no sean la tortura que fueron  las primeras semanas,  el consistorio o como sea que se llame te manda una Mütter-Väterberatung  o lo que es lo mismo una madre-padre consejera.

Mañana vendrá a vernos o mejor dicho vendrá a ver al pequeño, su cuna, su cambiador y  de paso pesará al renacuajo que llora mucho pero sigue creciendo.  Lástima que mi aleman/suizo se limita a cuatro palabras mal dichas pero intentaré cazar al vuelo lo que digan ella y mi hija, que ella si que se entera.

 

 

¿tienes algo que decir?