Pollo con salsa de mostaza y canela

Otra vez pollo?

Típica exclamación de aquellos que no se han de romper los cuernos pensando, ¿qué van a comer hoy?

Pues si otra vez pollo pero hoy  lo “vestiremos” con una salsa de mostaza y un toque de canela. Como siempre un plato sin demasiadas complicaciones. Para hacerlo se necesita

Pollo, obviamente. Yo hoy he utilizado muslos deshuesados, estaban de oferta.

Dos cucharadas de margarina o mantequilla pero pensad en vuestras arterias.

1 diente de ajo prensado (opcional)

2 cebollas

3 o 4 zanahorias

3 cucharadas soperas de harina o maizena

un vaso de vino blanco o cava

500 ml de caldo de pollo (puede ser de brick)

2 cucharadas soperas de mostaza antigua

una rama de canela

 

Vamos allá:

Empezamos dorando el pollo, en aceite con las dos cucharadas de margarina. Retirar el aceite. En el mismo aceite sofreir las cebollas y las zanahorias, hasta que empiecen a dorar.

Espolvorear la harina y cocinar un par de minutos.

 

Añadir el vino o cava el caldo de pollo y a mostaza. Cuando empiece a herbir, añadir la canela y el pollo, dejar cocer (tardará unos 40 minutos) si queréis se puede hacer en la olla a presión y en unos 15 minutos ya estará listo.

Pasado este tiempo retirar el pollo, y si es encesario subir el fuego para que la salsa espese.

Triturar la salsa, si la queréis más fina la pasais por el chino.