Va de tortugas

Siempre me he tenido por una mujer de palabra, lamentablemente creo que solo de una la que un día le di a mi marido, porque para todo lo demás, para eso que dices “palabra que lo hago” para eso soy un desastre. Tanto para decir “palabra que lo hago” como para “palabra que no lo vuelvo a hacer”. Por ejemplo llevo meses diciendo que eso del bricolage se acabó, que pasaba página. ja!.

Este silencio bloguero en parte se debe a un ataque bricolajero agudo, empecé pintando los sillones del porche, los sillones, los pies de las mesas, las sillas. Como son de mimbre y la anterior vez que los pinté me volví loca, acabe hecha un asco y gasté un montón de pintura, esta vez me fui a Leroy Merlin y me vine con una pistola: ¡LOADO SEA EL INVENTOR!. Me fue tan bien que me sobró pintura así que volví a Leroy Merlin y ya que estaba allí me compré una briotrituradora ¡LOADO SEA EL INVENTOR!.  Hace tres semanas que la tengo y entre ella y el ayuntamiento que por fin se decidió a instaurar un servicio de recogida de deshechos de jardín, total que ya la tengo amortizada. Y es que es viciosilla la máquina, ves allí un montonde  hojas ramas que en estado natural y saltando encima vendrían ha abultar más de 1 metro cúbico (lo que seria un saco de obra a 45 euros la retiradas) y en un ratito se convierte en un saquito y medio de los de ayuntamiento.

Con esto ya me daba por satisfecha y dispuesta a dedicarme de nuevo a tareas más intelectuales, pero entonces  fue cuando descubrimos que  habíamos sido “padres”

Eso que veis es una cria de tortuga, la típica tortuga de agua esa que se compra a los nenes y que acaba siendo un problema.  Por eso y porque mi casa es como un zoo fue por lo que un buen dia me encontré con tres tortugas en casa. ¿qué hacemos con ellas? bueno pues les montamos un pequeño estanque. Hasta ahí bien, hasta que un día bajas y te encuentras el charquito de esta forma.

¿Qué ha pasado aquí? nos preguntamos.  Después de remover en esa sopa que era el estado habitual del agua, no porque no la cambiáramos es que son unas guarras nos encontramos con esto.

Repugnante, lo sé. Sirva esta imágen para que os quede claro que las tortuguitas de agua son además de guarras y antipáticas, asesinas.

A pesar de ello las tortugas seguían en casa la mar de felices zampandose pájaros despistados y nadando en su sopa.

No sé en qué momento se nos ocurrió sacarlas de allí y dejar que vivieran en MI ESTANQUE. Mi Estanque porque lo hice yo.

Esta foto es de hace un tiempo ahora está un poco más frondoso en un lado y pelado en el otro, concretamente en la derecha, aun no entiendo como pude llegar a tenerlo tan verde.

Bueno pues ahí fueron a parar las tortugas, junto con un montón de peces; ranas y demás bichos no identificados.  Nuestra preocupación era que se comieran los peces, pero no el gran problema es que un estanque es un ecosistema basado en la “mierda” lodos del fondo y las muy puñeteras lo removían por eso fue una sorpresa descubrir que habían sido papas y mamás porque ni idea de quién era quién.  Así que antes teníamos una sopera pequeña y ahora lo que habíamos conseguido era una sopera industrial. El colmo ha sido el sauce. un sauce jovén (en la foto acababamos de plantarlo, se ve el tronco) bueno pues el sauce tenía unas raíces metidas en el agua y estaba tremendo, de repetente este año le dió un ataque y se murió. Hemos estado investigando la causa y por fin dimos con ella. LAS TORTUGAS.

Cuando por fin nos decidimos a desterrar a las tortugas (previo encontrar un hogar alternativo) y vaciamos el estanque (una tarea que no se la aconsejo a nadie) descubrimos que las raices habían sido rapadas, literalmente rapadas y en avanzado estado de putrefacción.  Así que tras varios días de atenta vigilancia dejando el estanque con medio palmo de agua las he conseguido cazar y en la actualidad estan con otras congeneres en un hogar de acogida donde no hay sauces ni pájaros que asesinar.

POR DIOS NO REGALEIS A NADIE TORTUGAS DE ESTAS y en mi caso lo más triste es que yo jamas compré ninguna que las tres me vinieron rebotadas.

que ¿cómo hice el estanque?

Pues lo primero buscando un machaca que cabase el agujero, el resto fue más o menos fácil, una lona de las que se usan para hacer balsas de riego, un montón de piedras, unas traviesas de tren, algunas plantas, una bomba, una manguera para crear circulación en el agua y listos. Está tan conseguido que hasta tiene visitantes como ese de ahí abajo pero esto os lo cuento en otro momento:

¿Lo del bricolage?

Sigo en ello, ahora estoy con el tema compost casero

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.