La boda 5 – Con la gallina por montera

Esta semana ha vuelto a tocar boda, porque aquí en casa vamos asi a trompicones o a golpe de Vueling (Bendito sea Vueling por haber establecido un servicio Zurich-Barcelona).
La niña/protagonista está en Barcelona, se habla de boda. La niña/protagonista no está en Barcelona, también se habla de boda pero menos y de otra manera en plan consejo de amiga o conclave marujil, pero eso no lo cuento por no aburrir. Y esta semana tocaba, aunque yo hice una previa. Una previa importante
Vale lo confieso me he comprado el hola de la boda, y no solo eso la semana pasada acumulé ropa de plancha y el viernes me apalanqué plancha en ristre ante el televisor y mientras yo maldecía las últimas camisas que se ha comprado mi hijo “asistí” al evento del año, o del siglo como decían en la tele. Como si en lo que queda de siglo XXI, que no es poco, no se fuera a casar nadie más.
El primer dilema fue qué canal poner; porque darla, en realidad la daba todos.
Desde que Maricarmen mi anterior Home-Assistant (queda mejor asi que señora de limpieza o de faenas) se marchó de eso hace un año, que en casa nunca más se ha puesto la tele por las mañanas salvo algún canal de noticias y pocas veces. ¡Qué paz!.
Pero un día es un día y como el viernes lo que buscaba era cotilleo pues para allá que me fui.
Un año y los de AR siguen gritando igual o más. Los del programa se habían vestido para la ocasión, “iban de boda” ¡Ja!. Claro que peor iba yo con bambas pantalones de decathlon, delantal y pinza en la cabeza.
Así pude asistir al desfile de modelitos incluida la novia, claro y la hermana cómo no y las niñas Fergusson, de casta le viene al galgo.
Uno de los principales alicientes de una boda así es el tema ¡mira qué lleva esa en la cabeza!
Y mira tu por donde ese ha sido el tema estrella de esta semana pre-nupcial.
Hay dos tipos de novia la que dice : Yo me voy a peinar así y después busca algo para completar, no sé algo como una tiara de diamantes u otros pedruscos, tipo Lady Catherine (ahora la llaman asi)
O la que da más importancia al qué y después mira el como, casi de mi hija.
A ella siempre le ha gustado eso de ponerse en la cabeza, de niña había que taparle la cabeza con cualquier cosa como una servilleta y se quedaba frita. La pobre ha nacido en el pais equivocado por aquí ni en pleno invierno, que de invierno tiene poco abundan los sombreros. Pero desde que está en Suiza es feliz, se ha hecho un montón de gorros y es que allí sí que los sombreros, gorros, boinas o lo que sea están plenamente justificados.
Así que esta semana visitamos la casa sombreros por excelencia de Barcelona Rius de Forns, un clásico. La casualidad hizo que tuviéramos el honor y el placer de que nos atendiera la hija de la fundadora. Honor porque en el ratito que estuvimos allí nos habló de los orígenes del negocio fundado por su madre en 1922 y algunas otras anécdotas personales y placer porque la verdad es un placer entrar en una tienda casi de pardillo y salir con la sensación de que has visto trabajar a alguien que sabe lo que se lleva entre manos, unas manos por las que han pasado miles de cabezas. En un plis plas, escuchando la descripción del traje y viendo a mi hija, problema resuelto. Y lo que es muy meritorio ni una pluma porque yo la verdad estoy un poco hasta el moño de ver tocados con plumas. Una amiga que de estos asuntos tiene el master me dijo “a falta de joyas buenas son plumas” pues visto lo visto en muchas bodas joyas pocas. Y gallinas calvas muchísimas.
¿Yo?
La verdad es que no tengo previsto ponerme nada salvo mi cabello y un par de aspirinas por si acaso. Pero igual de aquí al día de autos cambio de opinión, una amiga ha amenazado con un Voy a estas estupenda, tengo una pamela.
En fin, solo espero que no sea como estas

 

 

Y para terminar un pequeño montaje de sombreritos del bodorrio real que he encontrado por ahí, hay gente que se lo curra. Ah! para terminar del todo un poco de cotilleo en el programita ese, a Leticia primero la dejaron bien pero al cabo de un rato la pusieron a parir,   ¡qué cruz! y alguién dijo aquello de que el vestido de la novia era como el de Belén Esteban. ¡ja! Y hasta aquí mi arrebato marujil

6 Comments

  1. jaajja…. tu hija acabara cobrando todas estas fantasticas y divertidas historias…jajajaj

  2. Very Smart !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    very nice image wonderful shot…..Howard

    You are invited to display your image.
    I wish I’d taken it!!!

    Damn! I Wish I’d Taken That!!! – Invitation
    Invited Images Only
    Post 1–Award 2

  3. Pues la araña parece que se lo está pasando pipa!

    Si no puedes sacer la gran piedra de tu jardin manda a esculpir un retrato familiar en ella tipo los 4 presidentes americanos en el Monte Rushmore, y cobra por la entrada, verás.

Do you have something to comment?