Tarta manzanas en bizcocho

Ahora que medio mundo está a dieta, y el otro medio se machaca en el gimnasio intentando sacarse de encima, la sopa de la suegra, los turrones del lote y los malditos polvorones,  creo que es el momento adecuado para subir una receta completita, con su azúcar, su mantequilla.  Vamos, una cosa ligerita.

Esta receta me llegó hace tiempo por los tortuosos caminos de Internet y mira tú por donde ahora me la encuentro en el libro de la Thermomix.  Así que puedo ratificar que queda igual de rica con la Thermomix o a la antigua usanza;  antigua del todo no,  porque una tiene un cacharrin para amasar.

Para hacerla se necesita:

130 gr. de mantequilla

200 gr de harina

Manzanas (las mejores las reineta o en su defecto Golden) ¿cuantas? pues eso allà cada cual, en este caso yo usé 3)

3 huevos

Un chorrito de coñac o cualquier licor que os guste, o sin licor que tampoco se nota tanto

1 sobre de levadura

150  gr de azúcar

y azúcar glas para decorar.

Se empieza por el principio, es decir, precalentando el horno a 180 grados.

A continuación se pelan las manzanas, se cortan a cuartos y se les hacen cortes como veis en la fotografía sin llegar a cortar la manzana del todo. Si las frotáis con un poco (SOLO UN POCO) de limón evitaréis que las manzanas oscurezcan, no es imprescindible pero si mientras estáis preparando la tarta os llama la cuñada por lo del regalo a su madre/vuestra suegra, agradeceréis haberlas frotado con limón.

Una vez terminada la amable charla con la cuñada, con acuerdo o sin, procederemos de la siguiente forma.

Batir los huevos con el azucar hasta que empiecen a blanquear.

Versión Thermomix. (con la mariposa en las cuchillas) 3 minutos, 37 grados, velocidad 3.

A continuación se añade el licor (opcional) y  la mantequilla que ha de estar a temperatura ambiente. Con la Thermomix, este detalle no tiene tanta importancia porque  con un poco de temperatura (37 grados)  la mantequilla se deshace enseguida, (con la mariposa) 30 segundos (no vendrá de cinco) velocidad 2. Sea de una u otra forma ha de quedar bien mezclado.

Llega el momento de la harina y la levadura. Es mejor añadir la harina progresivamente.  Con la thermomix (alias la bicha) con 10/15 segundos velocidad 2/3,  listos.

Se vierte la masa en el molde previamente enharinado. Por si acaso alguién no se acuerda cómo se hace esto (por ejemplo mi hijo) pues nada se unta el molde con un poco de mantequilla (hijo eso se hace con los dedos, tú como eres muy limpio lo harás con la espatula pero ya te digo que no queda igual) se echa un poco de harina que se reparte por el molde. Le das unos golpecitos (muy recomendable hacerlo sobre el fregadero) para que caiga el exceso de harina y ya está. ¡Ah! por cierto hijo no te fies de los moldes de silicona, digan lo que digan a veces se enganchan y para esta tarta en concreto mejor el molde desmontable de toda la vida, ese que tengo yo y que ya te digo que no te dejo, que en Ikea los tienen baratos.

Se colocan las manzanas sobre la masa, sin apretar con los cortes hacia arriba y al horno,  aproximadamente unos 30 minutos (a los 25 mejor pinchar para ver qué tal anda). Y ya está

Solo falta decorar, para eso mejor dejarlo enfriar.

Se puede espolvorear el azúcar directamente, pero si queréis que quede así como más “fino”. Podéis cubrir las manzanas con unos trocitos de papel de aluminio, así

Espolvoreáis el azúcar glas, retiràis los papeles y listos.

Aparentemente es una biacocho de manzana normal, pero tiene un saborcillo especial, bastante adictivo, al menos a mi me lo parece y a los demás también porque muere rápido.

2 Comments

  1. Estrella says:

    Hazlo, no lo dudes. Es muy buena no tiene mayor complicación y además tiene una pinta atractiva

  2. Roser says:

    Diosssssssss… que pecado tiene esto!!!!!! He de probarla!

Comments are closed.