Crema de Calabacín

Esta es de esas recetas que piensas ¿crema de calabacín? … Pues vaya descubrimiento.
Sí parece cómo que todo el mundo sabe hacer una crema de calabacín, pues no. Por ejemplo, mi hijo no. Y como sea que ellos, mis hijos, son los principales destinatarios de la sección cocina de este blog, para ellos va la crema de calabacín, algo que aun siendo simple no es menos importante.


Primer problema: los ingredientes. Porque la crema de calabacín, como la de zanahoria, en general esas “sopas verdes o amarillas que a veces pongo en la mesa” (en palabras de mi hijo el informático) suelen ser consecuencia de aquello tan famoso (Opción A): … Ostras Pedrín! pero si ya tenía calabacín (frase pronunciada a la vuelta del super con 2 kg de calabacines en el cesto) o también (opción B) cuando abres la nevera y …. Huy….
expresión que en ella misma describe el lastimoso estado de esos pobres calabacines olvidados en el cajón de la verdura.

Fechas de caducidad al margen yo diría que más o menos cuando me propongo en serio hacer una crema de calabacín, utilizo aproximadamente un kg. de calabacines, dependiendo de su más o menos lamentable aspecto (opción B) los pelarás más o menos, yo suelo dejar un poco de piel por aquello de darle algo de color, como en la de la foto.
Un poco de aceite de girasol, lo justo para rehogar los calabacines.
Si tengo, le añado un poco de puerro con uno es más que suficiente (nunca cebolla que se nota demasiado a mi gusto). Por supuesto hablo de la parte blanca del puerro.
una patata no demasiado grande
una pastilla de caldo de pollo o mejor aun un cacito de “caldo de pollo para cocinar Knorr” gran invento donde los haya.
ah! y un brick de nata líquida (pequeño de 200 ml). Hay quien en lugar de nata pone quesitos, yo prefiero nata. Si no tienes nata puedes poner leche, pero yo sigo prefiriendo la nata.
Sal y pimienta al gusto (pimienta poca)

Pues el asunto es tan complicado como.
limpiar, pelar y trocear el calabacín y el puerro.
En la misma olla donde harás la crema rehogas las verduras. Justo que se ablanden.
Añades la patata (que también es opcional, yo muchas veces me olvido de ponerla y no pasa nada)
Lo cubres de agua y que se vaya haciendo.
Si lo haces con olla a presión (infinitamente más rapido) pon menos agua, la mitad aproximadamente.
Cuando este todo bien cocido, agarras el minipimer, le añades la nata líquida y listos.
Esta crema como todas las cremas de verduras agradece un poco de huevo dura rallado, algún tropezón de pan frito (también lo venden ya cuadradito y tostado con lo que te ahorras el berenjenal de freír el pan, una de esas cosas estúpidas que ensucian bastante).

Por supuesto esta crema también se puede hacer con Thermomix, que respecto a la olla normal tiene como gran ventaja que sabes que no se te va a derramar la sopa, actividad esta que yo practico frecuentemente. Frente a la olla a presión es más lento pero que tiene como ventaja que allí mismo lo trituras. No pongo la receta en Thermomix porque en Internet las hay a mogollón, pero básicamente la cosa consisten en rehogar el puerro, añadir las demás verduras, cocer y triturar, como siempre.

2 Comments

  1. Pues yo no rehogo nada, todo en crudo: calabacín medio pelado, patata, cubito de Knorr, cebolla pochada que, como sabes, siempre tengo congelada en una cubitera (de las de hacer cubitos de hielo de toda la vida), y unos cuantos quesitos de Kiri con nata. Algo de pimienta y batidora!
    Se que algun@s le ponen queso filadelfia con hierbas en vez de nata u otros quesitos…
    Probaré lo del huevo duro, que siempre le da un toque glamuroso!
    Ah! En verano, siempre fría!
    Besos

    P.D. Viste la portada del suplemento dominical de “El Mundo”? El prota creo que te gusta, incluso tienes una foto con él… jejeje…..

  2. ya era hora! ara falta el pollo aquell! ahj i la crema de pastanaga

¿tienes algo que decir?