Berenjenas tiesas

No quisiera tener que repetir aquello de que “esto no es un blog de cocina” y de que las recetas que pongo son casi para consumo interno entre mis hijos y yo, pero hoy dada la enorme dificultad y elevado grado de sofisticación de esta receta, casi que mejor recordarlo.

Hoy, Berenjenas tiesas

Dicho de otra forma, ASI:

Anna, esto va por tí, o por Marc por si os animáis que tampoco es tan difícil.

Las Berenjenas son unos bichos que tienen la mala costumbre de, una vez cortadas, absorber todo el líquido que encuentran a su paso, especialmente el aceite. Por ese motivo cuando las intentáis freir con la vana intención de conseguir ese resultado lo que os sale es una versión aceitosa de Bob Esponja.

Tanto da si la cortáis fina o gorda, el resultado siempre será el mismo, a no ser que hagáis, esto que a continuación os explico.

Cortais las berenjenas finas, cuanto más finas mejor, las ponéis en un bol y les ponéis sal, bastante y os vaís a jugar a la Play, a hacer Taichi o a organizar la formula Student, por poner algún ejemplo. Haced lo que querais pero que os tome más o menos una hora. Transcurrido ese tiempo volveis a la cocina y veréis que en el bol ha quedado un liquidillo de aspecto nada apetitoso.

Tranquilos, que no cunda el pánico, todo lo que tenéis que hacer es enjuagar un poco las berengenas, secarlas con una paño ¡Limpio! por favor ¡Limpio! pasarlas por harina ¡YA NO NECESITAN SAL! y freírlas en abundante acéite (yo lo hago con la freidora, supongo que vosotros también)

Las ponéis sobre papel de cocina para que suelten un poco de aceite y listos.

Habréis conseguido  unas fantásticas y crujientes berenjenas TIESAS, esas que a ti Anna te gustan tanto, exactamente como las que hago yo y os coméis vosotros.

Besos vuestra madre/suegra que os quiere

2 comentarios

  1. Oh gran pozo de sabiduría… (estoy haciendo reverencias). Esta me la apunto!!!!!

  2. Como me encantan las berenjenas, y esta es una manera diferente de como las hago yo, lo probaré. Lo que más me ha gustado es lo de irme una hora a hacer lo que me de la gana, mira.

¿tienes algo que decir?