Circo de Gavarnie

Complicado francamente complicado eso de escribir cuando tienes a la familia en pleno apalancada en casa, un perro enfermo, hay que celebrar dos cumpleaños (en mala hora se me ocurrió parir en agosto y por dos veces) y encima con migraña que con hoy ya va para tres días. Pero bueno esta mañana he preparado la cena para el regimiento, la cabeza parece que hoy se comporta algo mejor y mi suegra se ha ofrecido para la plancha así que hoy puedo, por fin, dedicar un ratito a compartir mis experiencias en las mini-vacaciones por los Pirineos franceses.

He de decir que siempre que viajo a la cara norte  del Pirineo tengo la impresión de que el mundo no es justo. A ver si teóricamente esas montañas las llevamos a medias entre España y Francia, entonces porqué narices toda el agua se va para allá, porque aquí te miras el Segre, lo más presentable que en rios tenemos en Catalunya excepción hecha del pedazo de Ebro que nos toca, y después te vas al otro lado y lo que para nosotros es un rio para ellos no merece ni la categoria de arroyo. El Garona sin ir más lejos que recoge toda el agua del Valle de Aran ¿a donde va? pues para  allá. En fin que el mundo está mal repartido. Eso se nota más si cómo esta vez, decides ir por Aragón, que si vale tiene montañas pero jolín un poco más de agua no haría ningún daño. Bueno pues eso que por primera vez en mi vida crucé el tunel de Bielsa, un tunel que se pasa por turnos porque dos autocaravanas no caben y no digamos ya un camión. Penoso, francamente penoso.

Como siempre que salgo por ahí he vuelto con una montaña de fotografías “loado sea el que inventó la fotografia digital”  y cómo pasó en Suiza he ido con mi pequeña Lumix TZ8 con la que he podido tomar fotografías como esta

¿Te gusta conducir? - Do you like to drive?

Para los que me seguís por la cosa de las fotos.  Haciendo click sobre la imagen enlazaréis con flickr donde se pueden ver los datos Efix de la misma, y su situación en Google Maps;  y por si os interesa, esta fotografía es una panorámica de 8 fotos, una vez montada le he dado un retoque la carretera por la derecha para “abrir” más el asfalto y darle más perspectiva. un toquecito de curvas para aclarar algunos puntos y listo, solo falta el coche.

Por si me quedaba alguna duda respecto del día en que decidí vender la Reflex todas estas dudas se disiparon en el momento en que siguiendo el “plan de ruta” elaborado por mi señor marido tocaba visitar el  Circo de Gavarnie, declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 y cómo suele pasar en estos casos lugar de visita obligada, pero la verdad no pensaba que tanto.

Llegamos a Gavarnie (pueblo) a eso de las 10.15, ¡mal!,.

Porque si hubiéramos llegado 20 minutos antes podríamos haber entrar el coche hasta donde se acaban los restaurantes y tiendas de souvenirs (que las hay a mogollón para algo es patrimonio de la humanidad). Pero llegamos cuando llegamos y entonces ya se había instalado en su puesto de trabajo una señora de mediana edad cuya misión era cobrar 4 euros a cada coche y dirigirlos a una zona de aparcamiento situada más o menos en el quinto coñ…

Su presencia generaba un considerable embotellamiento que los demás automovilistas, franceses en su inmensa mayoría tomaban con estoicismo, pero claro mi marido ni es francés ni es estoico, para más inri es catalán y de Barcelona lo que significa que sufre el síndrome “y si nos metemos por ahí…” típico de todo ser humano embutido día tras día en interminables atascos en calles y autopistas que encima son de peaje. Dit i fet (dicho y hecho) mi marido sin perder el tiempo en tonterías como el intermitente gira a la derecha y patapam encuentra un sitio para aparcar, gratis sin señal prohibitiva (a quién se le iba a ocurrir que alguien aparcase allí) a diez metros de los servicios (cosa que siempre es de agradecer) y encima a la sombra.
Cargamos nuestros bártulos: mochila, agua, tarrina de paté, baguette, crema del sol, sombreritos y mantita (eso que no falte) y emprendimos la marcha. Al poco nuestro objetivo se empezó a hacerse visible en la distancia.

Mi corazoncito fotográfico se relamía de gusto pensando en la famosa cascada de 400 metros de caida libre.  El mio y el de un montón de gente muchos de los cuales cargaban sus pesados equipos, no tanto por las cámaras como por el arsenal de objetivos. Será que se ven muchos bichos, pensé mientras por mi cabeza rondaban imágenes de pajarracos insignes. Y mientras yo pensaba y no paraba de disparar la cámara mi marido “xino xano” seguía el caminito, (él es el que ocupa el centro de la imagen).

Un camino amplio casi llano que no presentaba dificultad alguna para las personas y tampoco para los caballos y burros que en buen número circulaban por el camino cargando casi siempre algún niño mientras su padre sostenía las riendas del animalito, animalito que había sido alquilado previamente con la intención de hacer más llevadero el camino. Un camino que a los tres cuartos de hora de marcha empezó a complicarse, porque las montañas tienen eso que son altas y allí las cosas no siempre están donde uno quiere sino donde tras años de arduo trabajo geológico han ido a formarse y el Circo de Gavarnie aun estando próximo está más alto que el pueblo lo que significa que hay que subir y cuanto más largo sea el tramo llano más empinada será al final la subida y así fue.

Bueno, yo me quedo aquí, dijo mi marido y después de otear la zona, localizar una sombra ad-hoc, extender la mantita, sacó la baguette y el paté.

¿Con mi objetivo casi al alcance de mis dedos o de mi objetivo que para el caso viene a ser lo mismo iba yo a dejar pasar la oportunidad? ¡NI HABLAR!

Llévate el agua, dijo. Pero cómo iba a dejarle sin agua ahora que abría la tarrina de paté.

No, quedatela tú si esto debe estar aquí mismo…. y para allá que me fuí. No es que sea generosa es que el agua pesa.

A escasos 300 metros, empezaba la subida de verdad, justo donde se encontraba la que di en llamar “parada de los burros” o de los caballos que ni unos ni otros tienen un pelo de tontos más cuando día tras día año tras año te ves obligado a subir la misma cuesta. Yo me pongo en la piel de burro y pienso “Eso lo vas a subir tú, guapo” Y eso es lo que debieron pensar todos los burros y caballos  con lo que aquel pobre padre/padres que hasta ese momento tiraban de las riendas del caballito

A que es bonito el caballito que te ha alquilado papa….

De repente tuvieron que cargar con el niño

Papá tengo miedo

y con el caballo que no subía ni patrás.

En mala hora se me ocurriría….

En la bajada pude comprobar que ni un solo caballo llegó a la cima con su cargamento.

La subida fue heroica no tanto por la subida, que también, como por el calor sofocante que hacía, y yo sin agua, cuando llegué al ultimo repechon previo al albergue (sé que era el último porque me lo dijo un amable japonés que llevaba un chihuaha en la mochila) palabrita de niño jesus que es verdad.  En aquel momento mi única esperanza es que los 2,50 euros que llevaba encima me sirvieran para comprar una botella de agua, en cualquier caso estaba dispuesta a todo a prostituirme a robar a leer la “guerra de las galias” a lo  que fuera por un poco de agua

Y si allí estaba el chiringuito.

Froide, 2.50, Chaude 2 euros

Froide, obviously dije

Pero aquello no estaba froide ni leches. Una madamme muy amable intervino en la conversación. Ça n’est pas froide, dijo. Non non, añadió un señor a su lado, y otro y otro. Toda la gente que en aquel momento se encontraba junto a la barra comprobó que la botella no estaba fría y que de haberlo estado en algún momento, después de pasar por tantas manos tampoco lo estaría. A regañadientes como suele ser típico de los franceses cuando por lo que sea han de darle la razón a un español/española la señora me cambió la botella.

BENDITA AGUA!!!!!

En el segundo sorbo mi cerebro volvió a funcionar , porque hasta ese momento era algo así como Hommer Simpson a la busqueda de una cerveza, y pude por fin dirigir mi mirada hacia esto.


La madre que par…

mapa

Si seguís ese enlace veréis la zona en Google Maps, si amplias el punto B, veréis una especie de agujero negro, eso es el Circo de Gavarnie, que por su situación resulta imposible fotografíar, como uno quisiera, en un día soleado mucho menos pretender “cazar” alguna de las aves que habitan en sus vertiente. Quizá por eso aquel señor frances que cargaba una Nikon D90 y otra Nikon, creo que D60 con sendos objetivos (uno así como para grandes espacios un 18, 55 supongo y el otro un pepino  al más puro estilo national Geographic), tras una larga serie de improperios que hacen de mal traducir dijo más o menos.

A la mierda la cámara cuando vuelva a casa me la vendo.

Y  es que si su objetivo era fotografiar rapaces lo tenía difícil, eso suponiendo que no se hubieran  largado porque, el camino no se acababa en el albergue, el camino seguía hasta el pie mismo de la gran cascada, camino que yo no hice, porque aun me queda algo de sentido común.

Así después de algunas fotos y un pequeño vídeo que no incluyo porque el vídeo no es lo mio, inicié el camino de descenso y entonces es cuando me dí cuenta de la autentica dimensión del tema.

Gente, y más gente. Unos recién salidos del Decathlon con su equipo de explorador perfecto, otros con chanclas y camiseta sin mangas (quemadura asegurada) los más con la lengua fuera

Salvo por la ausencia de sombreros mejicanos y autobuses aquello parecía la Rambla. Observese el final del camino

Hasta nos cruzamos con un aguerrido motard con pantalones de cuero y pelliza al hombro, a ese no lo fotografíe porque no me atreví, la verdad. Y en el tiempo que estuvimos comiendo no volvió a bajar a) murió en el intento, b) se tumbó bajo un arbol? porque la posibilidad c) llegar arriba la descarto por imposible

Ya en el llano la afluencia de público era la misma, todos a Gavarnie! parecía ser el lema del día.

Todos con bastón, por supuesto,

Y es que un bastón siempre es una ayuda, aunque algunos apuntaban más alto.

Y esas puedo asegurar que venían de arriba porque en el albergue estaban el resto de sus amigas todas igualmente bien equipadas pero es que hay “ayudas” y “ayudas”

En fin que lo mejor fue cuando nos paramos a comer en un sitio fresco barato y en primera fila del espectáculo.

Conclusión: Gavarnie, bonito si, espectacular también, pero NUNCA EN AGOSTO!!!!!!!!!!

Esto es lo mejor que conseguí de ese lugar patrimonio de la humanidad

Suerte que no muy lejos de allí estaba el Circo de Troumouse, pero eso mejor lo dejo para otro día.
Ver Cómo llegar a Troumouse, Gèdre, Francia en un mapa más grande

21 Comments

  1. Espectacular el sitio. No podemos quedar sin las fotografías de la cascada, la próxima vez será.

  2. Fantastic and beautiful capture Estrella!

  3. Per gaudir de aiguestortes, hem de començar, per la part de la Vall Fosca i desde allí anar per la pala de LLesui. Es espectacular i a mes a mes sensa gernació de turistes.. una delicia.
    Jaume i Ferran (malalts de Bach)

  4. A MI ME PASO ALGO PARECIDO EN EL Parque Nacional de Aigüestortes i Estany De Sant Mauricio, que el Estany de Sant Mauricio esta ahi, al lado , la subida fue horrorosa, pero la bajada como no podia mas por los barrancos llenos de agua co o si fueran toboganes y cuando llegue a la cantina del pueblo, pensaron que me habia caido desde arriba imagina como llegue, aparte fue la primera semana de Septiembre y aparecimos en el camping con nevada….una ODISEA….. un saludo Estrella.

  5. Me he leido de pe a pa tu periplo por Gavarnie y veo que ha cambiado mucho muchisimo. Yo estuve alla por los 90 de travesía con mi catalufo, veniamos caminando desde Ordesa y ese era el 2º dia, he de decir que llegue con una pájara monumental. Era octubre, creo, y no habia ni Dios y el pueblo era un pueblo de montaña y poco mas.
    Y lo de viajar en verano…hace mucho tiempo que son fechas que me las tengo prohibidas, hasta este Julio que fui a Cerdeña y Córcega para reafirmarme. Así que pensandolo bien, mejor que sigan dando vacaciones en verano, que salga todo cristo en ess fechas y asi dejan despejado el resto del año.
    Besos mi niña!

  6. Pues a pesar de lo accidentado, la foto bien merece un aplauso! Plas, plas, plas!!!!
    Besitus!

  7. Roser says:

    Las fotos valen la pena, mi niña! Tendras que volver este diciembre a terminar el reportaje!! 😛

  8. Flickr: ORY2 says:

    Eres un crack, lo que me has hecho reir! Un besote

    http://www.estrellaesteve.com/es/2010/08/circo-de-gavarnie/ (Yo también quiero esto)

  9. Flickr: ORY2 says:

    Pues te iria de pena, pero el lugar es una pasada ! Voy de cabeza al blog :-))

    Vista en las fotos de mis contactos. (Yo también quiero esto)

  10. Jeje, menuda odisea!! Me he divertido leyendo en el blog. Y es que en el pirineo hay zonas que en agosto mejor no acercarse, y otros muchos que merece y hay poca gente.
    Un abrazo.

  11. el lloc és impresionant, és comprensible que hi vagi la gent en "tropel"
    vols aigua fresqueta???

  12. Ahora me voy a tu blog a disfrutar tu aventura, pero te digo que el lugar es fantástico.

  13. wowo what a beautiful view amazing job

  14. maria teresa says:

    Preciosas fotos (que cursi queda esto!!) y muy divertida toda la explicación de la excursión. Ya iré…más adelante,pero nunca en agosto!!

  15. Marc Fargas says:

    Pots dir-ho “Iba con la Lumix PEQUEÑA porque mi hijo se llevó la BUENA” jojojo.

  16. Fantàstica panoràmica, genial aquest llum, Bona setmana

  17. Ja et dic que jo no vaig arribar fins aqui ni de lluny 😀 Al menys, la foto maquissima, Estrella.


    Seen in my contacts’ photos. ( ?² )

Comments are closed.