Hace tiempo que…

Hace tiempo que no me compras ….. lo que sea.

Esta es una frase que de tanto oigo cómo también aquella que dice

Hace tiempo que no me haces.… aplicable a: pastel de chocolate con nueces, tortilla de alcachofas, huevos fritos con un puntito de sobrasada en el centro de la yema, no demasiado hecha eso sobretodo.

Estas y otras frases por el estilo suelen pronunciarlas por un igual, marido e hijos. Observese el matiz  del “me” que hace de una frase en principio inocua una especie de misil cargado con cosas como: Ya no me quieres, antes me querías más, mi mamá no me mima.

Y yo, como miles, corro a apuntar en la lista los espárragos Carretilla, los dátiles o como en el caso que hoy  nos ocupa las galletas María.

A ver ¿cuando ha comido mi marido galletas Maria?

¡Jamás!

Eso lo sé yo que llevo más de media vida con él y su madre a quién interrogué para aclarar la duda.  En cualquier caso un día compré galletas Maria Fontaneda que por aquello de aprovechar la oferta y dado que mi señor marido parecía tener tanta necesidad adquirí en formato familiar. Es decir tres cilindros de galletas. El primero lo abrió se comió tres galletas tres ni una mas y la semana pasada se lo dí a Patton, porque claro se habían humedecido. Los otros dos quedaron debidamente embalados en su caja corriendo serio peligro de acabar en el pozo sin fondo que es el estómago de mis perros.

Pero el otro día en uno de esos blogs que de tanto en tanto voy controlando “al calor de los fogones…” encontré esta receta que no sé si repetiré porque en mi casa, diga lo que diga mi marido, lo de las galletas Maria no tiene mucha salida. Por cierto “al calor de los fogones…” es un blog de cocina muy recomendable.

Así que hoy toca Bizcocho de galletas y chocolate.

La receta es la misma que encontraréis en “Al calor de los fogones…” y puedo dar fe de que funciona.

Para hacerla se necesita:

1 cilindro/rulo como queráis llamarlo de galletas

3 huevos

2 cucharaditas de levadura

75 gr. de azúcar

100 gr. de mantequilla , y

150 gr. de chocolate (yo siempre uso Nestlé postres)

La cosa no tiene demasiado secreto.

Por un lado se trocea el chocolate  y se trituran las galletas hasta que quede como una harina

Se mezclan todos  los  ingredientes salvo el chocolate que se añade después mejor a mano para que no se rompan los trocitos y queden tropezones de chocolate.

Al horno cosa de unos 20 o 25 minutos a 180 grados y listos.

Ahora va a resultar que les gusta y me va a tocar comprar galletas.

Si queréis imprimir alguna receta sin las fotos solo tenéis que utilitzar el boton Print friendly que encontrareis al final del post.

2 Comments

  1. ana - rosa says:

    Pues el “hace tiempo que no me haces….” a veces sirve para darte ideas, porque lo de tener que pensar cada día ¿y hoy… qué hago? es lo peor, el momento más dramático del ama de casa normal.
    Después de treinta y tantos años de cocinar a diario, todas las sugerencias son admitidas y agradecidas.
    Eso sí, que no pidan cosas de pasarte el día cocinando, que una ya está un poco harta!
    Besotes

  2. clara bon says:

    Quien me mandara a mi entrar en tu web a las casi 8 de la tarde y con jilorio (dicese por estas tierras de cuando se empieza a tener unas ciertas ganas de comer). En fin, que este sabado tengo amigos a cenar y me voy a dar un garbeo por tu seccion de recetas.
    Besos.

Comments are closed.