Reina por un día – Il trovatore

ferrandoPues sí ayer tuve la oportunidad de asistir al estreno de la VERSION CONCIERTO de Il Trovatore, porque si vas con esa idea en la cabeza  entonces sales muy satisfecho. El problema es que las entradas que tengo compradas para otras funciones las he pagado a precio de ópera representada, ya sabéis a qué me refiero: un poquito de decorado, nada del otro mundo;  algún efecto más  con las luces, tampoco hace falta gran cosa solo por darle un poco de vidilla al asunto. Tampoco creo que fuera pedir mucho que los cantantes se movieran un poco más, porque hubo algún momento que pensé que estaba viendo una ópera de la época de Francisco Viñas. En fin que cómo dijo mi suegra, lo mejor fue el mobiliario.

Lo reconozco, el problema es mio nunca del director de escena, ¡vive Dios!. Se ve que Il Trovatore, yo no lo sabía,  es una ópera de gestos sutiles, muy sutiles, al menos los de anoche.

Suerte que cómo dijo Caruso, para hacer un buen Trovatore solo necesitas grandes cantantes y ayer sobre el escenario del Liceu al menos habían dos, D’Intino y Cedolins. Frontali que debía interpretar al Conde Luca fue substituido por Vittorio Vitelli que para mi que no digo no tuviera voz,  igual es que el hombre no se había adaptado del todo a las dimensiones del teatro, un poco grande que le vamos a hacer. Por lo que respecta al tenor Marco Berti no estuvo mal pero tampoco bien.

Ayer se celebraba el décimo aniversario de la reapertura del teatro después del incendio de 1994. Lo lógico, dentro de mi lógica que no tiene porque serlo claro, habría sido celebrarlo en la inauguración de la temporada pero este año, como ya comenté en su día,  la primera ópera fue El arbore de Diana y si ayer con Il Trovatore una de esas operas que yo llamo para las “tietes” (para llevar a la tia, la vecina o la suegra por ejemplo) el Rey ya se nos indispuso, con el Arbore de Diana igual la platea aparecía vacía.

Porque ayer la noticia era que iban los reyes, al final solo fue la reina, para  disgusto de muchos. Este pequeño detalle dio un aire especial a la representación.

De entrada me sentí de vuelta a mi infancia al ver semejante cantidad de gente apostada en el paseo central de la Rambla esperando la llegada del público, una escena frecuente años ha, cuando algunos tenía chófer particular que no es lo mismo que coche oficial y hasta se ponían de largo. Después estaban los de la tele, las teles mejor dicho. Ante semejante muchedumbre opté por dejar apostada a mi suegra en la esquina de la calle San Pablo al cuidado de un señor encorbatado y me fui a la entrada principal a recoger mis invitaciones.

Allí, y por decirlo finamente, se respiraba un aire  especial, un aire de gran acontecimiento vamos, de desconcierto. Provocado principalmente por la elevada concentración de discretos elementos del personal de seguridad, jamás he visto tanto pinganillo colgando de sendas orejas como ayer y por el gran número de coches oficiales con sus correspondientes escoltas y chóferes a los que al parecer nadie sabía donde meter durante las tres horas que iba a durar la representación. Al final unos cuantos de estos coches fueron a parar justo delante de las salidas de emergencia en la Calle Sant Pau. Lamento no poder aportar documento gráfico pero el Iphone tarda mucho en despertar y se me hacía tarde.

Josep tu quiet aquí davant que quan això acabi, vull anar directe a casa a veure  si encara “enganchu” el final del partit (Pepe, tu aquí delante quiero que en cuanto esto acabe quiero ir directo a casa a ver si pillo el final del partido) Ayer jugaba el Barça.

A todas estas el lateral derecho de la Rambla desde la calle Hospital hasta Colon había quedado cortado al tráfico.

Hombre pero como vas a hacer que el rey pasé por la Ronda de San antonio, que tenemos el mercado provisional plantado allí en medio y la Calle Pelayo. Por dios, pero tu sabes como está pelayo a esas horas.

Pues a esas horas y ese día estaba  absolutamente  colapsado, la calle Pelayo y muchas más. Porque toda la gente que pretendía bajar en coche por la Rambla muchos con destino al parking cercano al teatro en ese momento sufrían un bloqueo mental.

Pepe que no llegamos

Y yo que coñ …. quieres que haga,  me como el coche

Entre ellos estaba mi hermano, el taxista operófilo, un punto separatista y declarado republicano que hoy lo es más como se infiere del e-mail que esta mañana he encontrado en mi correo y cuyo texto transcribo previa autorización y bendición por parte de su autor.

Hola…L’EMBUS MONUMENTAL que va provocar al BORBÓ va ser antológic…!!!QUE S’ENVAGI A ESTORIL¡¡¡¡ com el seu pare o a Roma com el seu avi.

VISCA LA REPUBLICA.

Ferran (malalt de Bach)

(Hola El embotellamiento monumental que provocó el Borbón fue antologico !Que se vaya a Estoril! como su padre o a Roma como su abuelo.

Viva la republica)

Ferran (malalt de Bach)

Después de tomar un café y un croissant, preveyendo que en el entreacto la cosa del bar estaría difícil, mi suegra y yo nos fuimos hacia el teatro. Eran las 19.35 y la entrada de la Rambla había quedado cerrada al público en general. Quizá, pensé,  porque  desde la última vez que vi los reyes así de cerca  han engordado y necesitaban las tres puertas para ellos.

Esto me permitió una vez mas recordar mis años mozos cuando Ferran y yo trepábamos por las escaleras de la calle San Pablo hacia nuestras butacas de general. En aquellos tiempos, ya lejanos, en que en el Teatro habían clases,  haberlas las sigue habiendo pero al menos ahora  todos podemos entrar por las mismas puertas cosa que al parecer nunca habían hecho muchos de los que pacientemente esperaban en la monumental cola que formó en la calle.

Lluis, vigila la cartera (Luis vigila la cartera)

La cola tenía su origen en el control de seguridad porque ayer había control.  Algo que muchas veces he pensado debiera existir, pero de otra manera. Por ejemplo en la ópera de Londres unos amables caballeros se situan a las entradas del teatro frente a una mesita y  con esa educación tan típica de los británicos educados, que allí también hay de todo, te invitan a mostrar el contenido de tu bolso.

Ayer en la entrada de Sant pau se habían dispuesto dos arcos detectores de metales y un cacharro de esos en los que se ven todo lo que llevas en el bolso, llaves de casa, dinero, preservativos, tampax, tabaco..

Pero tu no habías dejado de fumar?

Lamentablemente uno de esos arcos no funcionaba y buena parte del público aun traumatizado por haber pisado una calle del Raval  estaban algo torpes.

El resultado  fue que hasta las 19.55 no conseguí llegar a mi localidad lo de ir al servicio lo tuve que dejar para más tarde. Cuando el maestro ocupo su lugar eran muchos los que buscaban aun sus localidades. Por fin llegó el momento que muchos habían estado esperando cuando  el maestro alzó la batuta  y la orquesta atacó las  notas del himno//himnos nacionales, porque aquí en estos casos se toca primero el de España y haciendo una liaison muy a la francesa se empalma  rapidamente con los Segadors por aquello de no dejar margen a pitido alguno.

Escolti jove sigui més educat (Oiga joven sea un poco más educado) dijo un señor en perfecto catalán un joven sentado a tres butacas de la mia cuando intento sabotear el primer himno,  para acto seguido entonar El segadors, me refiero al  señor porque lo que es el joven se quedó mudo.

Entonces cuando viví uno de esos instantes memorables de mi vida, vinculados a la ópera.

El  primero fue al principio de dedicarme a esto del voluntariado cultural cuando un grupo de jubilados al terminar la visita quisieron darme propina, que yo rechacé muy digna y que substituyeron por un cerrado aplauso. Un aplauso cargado de significado  para mí dado que venía esperándolo desde hacía muchos años exactamente desde el 13 de noviembre de 1969 con una Carmen.  Aquella fué mi primera ópera y aunque en aquel momento no lo sabía en el teatro estaban los que años más tarde serían y siguen siendo mis suegros, que estaban allí porque aquella noche cantaban mi cuñado y el que hoy en día es mi marido, a quien por cierto no le gusta la ópera y yo, jugarretas del destino,  le aplaudí.

Pues algo parecido fue lo de ayer cuando ante mi se extendía la platea, ayer sí vistiendo sus mejores galas, pocas de largo que para eso somo catalanes, y todos sin excepción , bueno uno solo por dar la nota, puestos en pie y la mirada puesta en mi. Si he de ser sincera la verdad es que no me miraban a mi sino al piso de abajo donde estaba la reina (a esas horas no sabía que no estaba el rey). Pero que mirasen un piso arriba o un piso abajo es un pequeño detalle que sin gafas la verdad es que no se nota y yo muy sabiamente me las había quitado..

Así que ayer y mal que le pese a mi hermano, fui un poco “Reina por un dia” o por cinco minutos que es lo que duró el himno.

Y hasta aquí mi “crónica” mi larga crónica de la velada.

Perdón, olvidaba mencionar que con “motivo de la celebración del décimo aniversario del nuevo Liceu, el Teatro ofrecerá una copa de cava al público en el entreacto

Vale y para cuando una cocacola.

Aquí tenéis la dirección de uno de los  creo que 15 blogs de mis hermanos Malalts de Bach

9 Comments

  1. From my experience wordpress its much more better and easy than web page engine .net, but this web site is fantastic i like.!.

  2. No se en que telediario salio la noticia de que los reyes asistian a la opera en El Liceu y lo primero que pense, de hecho se lo comente a mi chico, -mira, ahi debe estar mi flickeramiga Estrella.
    Y vistos los pifostios que se montan cada vez que sus majestades nos “honran con sus visitas” dan ganas de hacerse republicano.

  3. Buena crónica Estrella, como todas las tuyas.

    Pero… ¿te gustó la ópera? ¿Respondió la Cedolins a tus expectativas? Un besote

  4. Visca el teu germà. sou una familia genial

  5. Y que aun haya quien dice que no tenemos un rey espabilado. El en casa tranquilito viendo el partido y yo bostezando, salvo cuando cantaban ellas. Porque la escenita de los herreros, qué tenéis que decir mis hijos lo hacen mejor en el cole

  6. Jo vaig veure un trocet per la tele i em va semblar d’un avorriment monumental, sobretot el rapartiment masculí, uns estaquirots amb un nivell vocal indigne del LICEU. Ho de “versió concert”, una troballa genial !

  7. Versió concert, aquesta és la definició més precisa. Jo gairebé diria que la Walkiria, la inoblidable walkiria aquella, hi havia més moviment d’escena que no pas el que vaig veure ahir

  8. Ja! ja ! ja! Lo he leido tres veces y me sigo riendo. Eres un caso. Pero… conste que yo sé la verdad y no estabas justo sobre la real testa que estabas un poco más hacia el lado “jardí”. Ahora te he puesto en un aprieto porque alguien te preguntará qué es eso del “jardí”. Que lo sepa todo el mundo ELLA LO SABE Y PERFECTAMENTE ARGUMENTADO.
    Pero bueno te perdona la pequeña imprecisión que la salvas con creces con esta versión novelada. COÑO!!! ESTRELLA VUELVE A ESCRIBIR QUE CON NUNCA ME HE REIDO TANTO COMO CON TUS LIBROS. Y a ver si adivinas quién soy.
    Un BESO ENORME GUAPA!!!!!!!!!!!!!

  9. Si alguien no sabe lo que es “Reina por un día” que lo busque en internet, que está todo, todo. Pero para resumir, era un programa donde por un día se cumplían los deseos de una mujer. Una pregunta,¿saludaste?, hubiera sido genial!!!.
    Estamos en crisis y no deben haber podido comprar decorados, pero al director de escena Sr. Deflo, le deben haber pagado un pastón que a muchos nos arreglaba para una temporada. Coincido contigo en lo que a los cantantes se refiere, aunque no la vi toda, debo confesarlo. Gracias por la crónica.

Do you have something to comment?