FAQ

Bueno pues por fin he acabado con la ropa acumulada, porque la no acumulada, es decir la reciente, casi abulta lo mismo, pero esa de momento que se espere. Se habla mucho de las chicas y la ropa, pero les puedo asegurar que no tiene punto de comparación con los dos energúmenos que tengo aun en casa, en los que no incluyo a mi marido. Esos generan más ropa que un colegio de señoritas suizo. Lo peor es que uno, el mas fino en eso del vestir, amenaza con quedarse siempre … es para que no te sientas sola… ¡Sola!, con tres perros, un gato, cinco tortugas, tres de ellas asesinas a lo que hay que sumar el gallo del vecino que canta a jornada completa de sol a sol y tiro porque me toca; Y no sigo para no asustar a nadie.
Hace un año que mi hija se independizó y la verdad es que no he notado mucho la diferencia,  en cuanto a número de lavadoras, mas bien nada y eso que ella, de vez en cuando , se presenta en casa con una bolsa rebosante de jerseys. ... y si se me encogen…. dice, cómo si yo no le hubiera encogido más de uno. Eso sí ella tiene el récord.
Tengo por ahí guardada una chaquetita negra que la verdad es que tiene mérito, la dejó talla bebe de seis meses, pero igual de esponjosa. Y eso no lo hace cualquiera.
A lo que iba, que por hoy he acabado con la plancha y puedo ponerme a la faena de responder correos y como sea que son unos cuantos  los que plantean idéntica cuestión, paso a explicar como funciona eso de Lulu.com, que ya sé que tiene nombre de casa de citas, pero resulta que no, que es una especie de editorial online.  Vamos allá.

Lulu.com es un invento que funciona de la siguiente forma, tú tienes un original que puede ser igual, una relato sobre tu último viaje a la Antartida, un recetario de cocina, las memorias del abuelo o un libro de poesia (de esos hay muchos); y resutla que hace ilusión verlo en forma de libro. Ante esto caben dos opciones, si tus aspiraciones son llegar al estrellato literario te dedicas a buscar un editor tarea casi imposible que en el noventa y nueve por cien de las ocasiones lleva a la frustración y de ahí al psiquitra o te lo montas por tu cuenta. Ya aviso que vender lo que se dice vender poco, que no apareces en ningún canón literario, pero sirve por ejemplo para dar respuesta a los incondicionales del papel. En mi caso es una solución para esas personas que han seguido fiel y tenazmente la lectura del verano” (de verdad que nunca me hubiera imaginado que fueran tantos, gracias mil) y que a pesar de haberlo leido a lo largo del mes desean tener el ejemplar en papel. Pues ahi esta Lulu. La cosa es muy simple se sigue el enlace que hay al final de cada una de las entregas de “A toda vela” o se entra directamente en mi tienda en Lulua.

Desde ahí se puede hacer la compra mediante targeta de credito y pocos días después, eso depende de cada país y población (lulu presta servicio en casi todo el mundo) te mandan el ejemplar a casa. He de advertir que al precio del libro hay que sumarle el del transporte, creo que unos cuatro euros, al cambio ni idea depende de cada cual, ese importe es el mismo para 1 o 10 ejemplares.
Y ya está. Por el otro lado, que es el mio, Lulu, no me cuesta un puñetero euro. Eso sí todo te lo haces tu solito, el maquetaje, la portada y también las erratas, que las hay. Si vendes un libro tienes tus derechos de autor correspondientes, considerableemtne más elevados que los que pagan las editoriales al uso. Y si no vendes nada, pues tampoco te ha costado un duro.
Si tenéis un recetario de vuestra tía, las memorias del abuelo, o simplemtne queréis dar forma de libro a los recuerdos de vuestros hijos. Lulu es una solución fácil y economica. Conste que no tengo ningúna comisión.
Bueno pues creo que con esta explicación ya queda más o menos claro.
Mas preguntas. en la siguiente entrega de FAQ.
Hasta mañana.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.