No me han dado opción

Hace varios días que así, cómo quien no quiere la cosa, voy recibiendo e-mails del tipo… y los niños que tal, por cierto sabes qué pasa el 28…., o, …esto el dia 28 podrías…..
Los autores de estos mensajes casi encriptados son mis hermanos que en blogspot usan el nickname “malalts de Bach”, o lo que es lo mismo “enfermos de Bach”. Con semejante apodo no es de extrañar que para ellos el día 28 de julio sea tan importante, y recalco para ellos, porque dudo mucho que ningún medio esta mañana se haya hecho eco de la que para mis hermano es sin duda la noticia del día. Los 258 años de la muerte de quien ellos conocen como “el Pare Bach” (el Padre Bach) dicho así como quien acaba de encontrarse a la santísima trinidad en el espejo del lavabo. A ver, razón no les falta. Un señor (ahora seguro que se me enfadan por llamarle señor sin hacer ningún tipo de genuflexión) que a su muerte deja tras de si un total de 525 obras, 482 de las cuales completas, entre las que se cuentan 224 cantatas, 10 misas, 2 pasiones y 20 hijos, esto último lo menciono solo para demostrar su capacidad de trabajo, pues es sin duda alguna una figura indiscutible y trascendental en la historia de la música.
Lo raro es celebrar los 258 años, pero supongo yo que mis hermanos deben haber echado cuentas y los 300 años les va pillar con la sopa agriada (cómo a casi todos) así que siguiendo la norma aquella del “por lo que pueda ser”, nada que están dispuestos a celebrar los 258 años y ya les anticipo ahora que el año próximo también habrá que decir algo de Bach o me retiran la palabra.

La pieza que he elegido es de lo más popular, la famosa aria de la suite núm 3. Ellos me habían sugerido la pasión segun san Mateo, pero caray que tampoco es cosa de asustar a la gente que es lunes.
Así que ahí va Johan Sebastian Bach en el 258 aniversario de su muerte. Lo que hay que hacer por la familia.
Que tengais una feliz semana.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.