Firefox

pinguino

Últimamente le estoy cogiendo manía al Explorer y conste que no es por influencia de mi hijo que tiene el pingüino de Linux sobre el ordenador como quien a lleva San Cristobal colgando del retrovisor. Lo mio es desesperación.

Si no se han metido en el lio este de montarse una web todo esto les sonará a chino pero no saben la rabia que te entra cuando después de pasarte la tarde intentado poner una presentación de fotos, por poner un ejemplo, cuando por fin la cosa funciona. Y te vas a la cocina a celebrarlo con tu cocacola y la correspondiente magdalena de chocolate, off course, antes de abrir la puerta de la nevera suena el teléfono “nena, (para mis hermanos siempre seré la nena) que a tu web le pasa algo raro“.

Rauda y veloz corres al ordenador y todo parece estar en orden, entonces caes en la cuenta de que tu hermano se cambió hace poco el ordenador y con el cacharro le venia la propina correspondiente en forma de un montón de programas, la mayoria inutiles, que todo lo que hacen es chupar memoria cual Dracula en plena orgía noctambula. Deshaces lo andado y sacas la presentación que con tantos sudores habías instalado.

Visto el éxito a partir de ese días pruebas todas las “novedades” en el Explorer, y muchas veces te ves obligada a renunciar a ellas. He llegado incluso a “trabajar” la web desde el Explorer, un peñazo, cuando no da error, me suelta unos rollos sobre el servidor, total que al final he desistido. Esta web y casi todas se ven mejor en Firefox, es más rápido y seguro, tanto es así que he optado por meter un anuncio para que si quieren se lo descarguen directamente desde aquí, es gratis. No como el Explorer que es un poco como el porexpan de las bandejas del super, que al precio que está el petroleo y en consecuencia sus derivados, pronto costará más el continente que el contenido. Bueno pues eso que con el Firefox funciona todo, todo, todo.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.