El niño del chupachups

Esta mañana he ido a un centro comercial especializado en artículos/prendas deportivas, vamos Decathlon, a buscar un bañador. (Una es deportista). He encontrado un par que más o menos pintaban bien y para el probador que me he ido, porque la verdad hace mucho que se me pasó eso de poder comprar a ojo, con aquella tranquilidad que da saber que todo, ya fuera, bikini, falda pantalón o liguero te sentará que ni pintado. Y conste que esto no es exclusivo de las llamadas “tallas grandes”, el problema es el mismo con la 38 cómo con la 46, Bueno, en la 46 supongo que un poco más.

probador

Estaba yo en ese momento crítico en que te quedas con los calcetines/media al descubierto, cuando de repente veo unos ojos que me miran desde el suelo con un chucpachups en la mano.

Mi primera reacción, totalmente inconsciente, ha sido soltarle una patada, pero claro era un niño y eso de maltratar a los niños está muy mal visto y con razón. Total, que allí tenía yo el crío allí estirado en el suelo boca arrriba, mirándome las bragas. “Anda rico porque no te vas con tu mamá” Pero el niño ni caso.

Despues de aporrear la pared del probador contiguo y recibir la callada por respuesta, y como sea que no es cosa de estar probandose bañadores con un crio de seis años mirándote fijamente, de esa manera que sólo miran los niños de seis años, (igual me denunciaban por exhibicionista) pues nada que me subo los pantalones y salgo del probador dispuesta a entablar una amigable conversación con la mamá del susodicho infante.

Pero ¡oh! sorpresa, en el probador contiguo no había nadie, ni el siguiente, en el tercero había una señora mayor, que por losr los pies calculo que debía andar por los setenta. No fue hasta el quinto probador que vi unos pies que identifiqué cómo posibles propietarios de la cabeza .

¿Señora es suyo un niño con chupachups?”. Afortunadamente el niño resultó ser suyo y la señora después de abroncar al chiquillo acabó dándome las gracias por haberselo cuidado mientra ella se probaba un chandal “la que es una monada…..”. El chandal claro.

A todas, estas una señora se habia colado en mi probador y ahora salia la mujer, la mar de satisfecha con el bañador que tenía que haber sido mío.